Sirviendo el condado
de Polk y Dallas de Iowa
Encuentra una
Clínica / Tienda de WIC

LACTANCIA

Cantidad de leche

En la mayoría de los casos, las mamás producen la cantidad de leche materna que su bebé necesita. Si no produces suficiente, hay formas de que aumentes la cantidad de leche.

Amamantando con frecuencia, especialmente en las primeras horas, días y semanas, es la principal manera de aumentar su suministro de leche.

 

El embarazo: Es importante que empieces a aprender sobre la lactancia antes de la llegada del bebé.

  • Durante el embarazo, habla con tu profesional de salud y el personal de WIC acerca de:
    • tus preguntas e inquietudes sobre la lactancia.
    • los beneficios de la lactancia y los riesgos de no hacerlo.
  • Asiste a clases de lactancia en tu clínica de WIC o el hospital para enterarte más sobre cómo:
    • cargar al bebé cuando amamantas.
    • identificar cuando se prende bien.
    • reconocer los indicios de que el bebé se está alimentando.
    • extraer y guardar la leche materna.
  • Busca apoyo. Cuéntales a las personas importantes en tu vida que vas a amamantar:
    • Familiares y amigos
    • Profesionales de salud y personal del hospital
    • Personal de la clínica de WIC
    • Empleador
    • Personal de guardería o otros que cuidarán al bebé

 

Después del parto: Una lactancia exitosa depende de un buen comienzo.

  • Amamanta a tu bebé durante la hora posterior del parto.
  • Dale leche materna solamente. Pídeles a los demás que no le den a tu bebé agua, agua con azúcar ni fórmula, a no ser que sea por motivos de salud.
  • Pégate a tu bebé de piel a piel lo más posible.
  • Mantén a tu bebé en tu habitación a toda hora. Permanezcan juntos lo más posible.
  • No le des biberón ni chupón hasta que esté lactando bien, que por lo general es al mes de nacido.
  • Tu bebé decide el horario de alimentación. Lo mejor es evitar horas fijas para alimentar a tu bebé.
  • Alimenta a tu bebé 8-12 veces en 24 horas.
  • Busca ayuda si tienes preguntas o inquietudes. Comunícate con tu red de apoyo: la clínica de WIC, tu profesional de salud o tu consultora de lactancia.

 

El primer mes y después: Enfócate en practicar mucho la lactancia y reforzar el vínculo con tu bebé.

  • Sigue dejando que tu bebé te diga cuándo es hora de comer. La mayoría de los bebés que toman pecho no siguen un horario estricto de alimentación.
  • Asegúrate de sacarte la leche de tus pechos 8-12 veces al día.
  • Sigan practicando para que se prenda al pecho y probando diferentes posiciones.
  • El aumento de peso, la cantidad de pañales mojados y sucios, y la conducta del bebé son buenas maneras de saber si está comiendo suficiente.
  • Planea con tiempo si vas a apartarte del bebé durante varias horas para trabajar o estudiar.
  • Asistir a grupos de apoyo sobre la lactancia y maternidad es una excelente forma de recibir apoyo y ánimo.
  • Comunícate con tu red de apoyo si tienes inquietudes o preguntas sobre la lactancia.

La producción de leche materna se basa en “la oferta y demanda”. Cuanta más leche succiona tu bebé al tomar pecho, más leche produces.

La mejor manera de producir la cantidad perfecta de leche para atender las necesidades de tu bebé es ponerlo al pecho cada vez que indique que tiene hambre.

En general, la mayoría de las mamás producen suficiente leche para satisfacer las necesidades de su bebé, pero algunas tienen dificultades con la cantidad de leche que producen y quizá necesiten estrategias para aumentarla.

 

Consejos para aumentar la cantidad de leche

Vacía los pechos de manera frecuente y total

  • Asegura que se prenda y tome bien. Si no se prende bien o te duele cuando lo hace, por lo general, esto hace que no extraiga toda la leche del pecho, lo que a su vez hace que produzcas menos.
  • Amamanta con frecuencia, por lo menos ocho o más veces durante 24 horas.
  • Ofrece ambos pechos cada vez que lo alimentes. Si el bebé todavía tiene hambre después de tomar de ambos, vuelve a darle el primer pecho.
  • Evita usar chupón y biberón.
  • No limites el tiempo que alimentas a tu bebé para asegurarte de que esté tomando toda la leche de tus pechos cada vez que se alimente.
  • Ayuda a vaciar los pechos masajeandolos y apretándolos mientras tu bebé se esté alimentando.
  • Extrae leche a mano después de que tu bebé termine de alimentarse para asegurarte de que tus pechos estén totalmente vacíos.
  • Cambia de lado. Mientras lo alimentes, cambia 2-3 veces de lado, cada vez que tu bebé se duerma o mame más lentamente. Dale cada lado por lo menos dos veces cada vez que lo alimentes.
  • Programa “vacaciones para la lactancia”. Pasa 2-3 días sólo relajándote con tu bebé, teniendo contacto de piel a piel y amamantando lo más posible.

 

Mantener a mamá saludable

  • Reduce el estrés, pide ayuda con los quehaceres y otras actividades.
  • Descansa y relájate: toma baños calientes, medita o pide un masaje de espalda.
  • Mantente hidratada, toma agua cada vez que tengas sed.
  • Come comidas y bocadillos sencillos y bien balanceados.
  • Evita lo que disminuye tu cantidad de leche, como fumar, ciertos tipos de anticonceptivos, descongestionantes y antihistamínicos.

 

Considera usar una bomba (extractor)

  • Sácate la leche después de alimentarlo o entre sesiones para extraer más leche del pecho y aumentar la frecuencia con que el pecho te queda vacío.
  • Prueba la extracción intensiva. Sácate leche durante 10 minutos cada 20 minutos durante una hora o durante 15 minutos cada hora del día.
  • Masajeate los pechos con las manos antes de las extracciones y durante ellas.
  • Asegúrate de que el protector de pezón sea del tamaño adecuado para el tamaño del seno y pezón, y que el extractor y todas sus partes funcionen bien.

Hay exceso de leche cuando produces DEMASIADA leche materna. Por más que suene como algo positivo, puede causar problemas para la mamá y el bebé.

El exceso de leche puede ser incómodo para la mamá y hacer que los ductos se bloqueen y que te dé mastitis. A veces esto puede hacer que te baje la leche muy rápido y con fuerza, y el bebé puede atorarse si el flujo de leche es tan fuerte.

 

Indicios de exceso de leche

  • El bebé aumenta de peso muy rápido (mucho más de dos libras al mes).
  • El bebé se atora, escupe, se queda sin aliento o tose mientras mama como si la leche está saliendo demasiado rápido.
  • El bebé se separa del pecho mientras amamanta.
  • El bebé escupe con frecuencia o tiene muchos gases.
  • Sientes los pechos muy llenos y estás incómoda con frecuencia (incluso después o durante que amamantas).
  • Te sale mucha leche del pecho incluso cuando no estás amamantando.

 

Cómo ayudar a tu bebé cuando la leche te sale rápido

  • Prueba recostarte más (la mamá se echa boca arriba y pone al bebé encima, de manera que estén barriga con barriga).
  • Desprende al bebé cuando te viene la leche muy rápido (absorbe la leche con un paño o toalla) y luego deja que se vuelva a prender después de que te baje la leche un poco.
  • Sácate la leche con un extractor o a mano la primera vez que te baja y luego deja que el bebé se prenda.
  • Haz que el bebé bote gases con frecuencia si está aspirando mucho aire.

 

Si te preocupa el exceso de leche

  • Ponte en contacto con WIC para conversar con una experta en lactancia si piensas que tienes exceso de leche. Podemos hablar de la situación y ayudarte.
  • Evita tratar de hacer que te disminuya la cantidad de leche las primeras 3-6 semanas. Ponte en contacto con una consultora de lactancia si el exceso de leche te causa problemas en las primeras semanas de lactancia.
  • Amamanta a tu bebé cada vez que veas indicios de hambre.
  • Cuanta más leche te extraigas del pecho, más leche producirás. No extraigas demasiada leche con la bomba o a mano (aparte de amamantar a tu bebé). Solo hazlo en ciertas ocasiones si no puedes amamantar a tu bebé.
  • Considera darle un solo pecho durante un periodo de tres horas, cada vez que lo alimentes. Si se te llena el otro pecho demasiado y te sientes incómoda durante esas tres horas, amamanta o extrae un poco de leche (solo hasta que te sientas cómoda).
  • Para más ideas sobre cómo disminuir la cantidad de leche que produces, ponte en contacto con una consultora de lactancia.

A partir del 1 de junio de 2021, las mujeres y los niños recibirán $35 para frutas y verduras.